Tarima laminada

El suelo laminado es un tipo de pavimento fabricado a base de varias capas de materiales derivados de la madera o sintéticos que imitan de forma realista diferentes tipos de acabados. Las terminaciones imitan la madera (qué son los más típicos), un acabado de hormigón pulido, una terminación de óxido, a cerámicas… etc.

Se clasifica principalmente atendiendo al uso y a criterios de resistencia según normativa europea, tanto al impacto como al desgaste. Lo más habitual es elegir una resistencia AC4 para uso doméstico y un AC5 para uso comercial.

Trabajamos con las marcas más importantes del mercado y dentro de cada una de ellas podrá encontrar un amplio abanico de modelos y colores.

Una de las mayores ventajas del suelo laminado es que para instalarlo no se necesita retirar el pavimento existente (a no ser que sea un pavimento instalado flotante). No dude en consultarnos sobre los modelos compatibles para estancias «húmedas» como baños y cocina.

Solicite presupuesto

6 + 11 =

No cambia de color con la luz solar.

Es compatible con la calefacción por suelo radiante.

 

No tiene ningún tipo de mantenimiento y es muy sencillo de limpiar.

Aporta confort y calidez a las estancias.

Nuestras marcas